• Portada - Robotización, automatización y digitalización: el futuro es ahora

Blog

Robotización, automatización y digitalización

Robotización, automatización y digitalización: el futuro es ahora

Corea del Sur es el país con mayor robots por habitantes con una tasa de 631 robots por cada 10.000 habitantes (datos de 2019)

Con esta afirmación vemos de forma clara que palabras como robotización, automatización, o digitalización que antes se referían al futuro, hoy son una realidad.

Todo esto es presente, y se va a ir desarrollando muchísimo más en los próximos años.

Vayamos por partes para tener un poco más claro a qué hace referencia cada término.

¿Qué es la robotización?

Una primera definición nos dice que la robotización es la utilización de máquinas en procesos productivos.

También se conoce como robotización a la acción de sustituir al ser humano por las máquinas en la ejecución de algunas tareas.

Hasta aquí, está todo claro. Pero  queremos profundizar un poco más sobre el tema.

Cuando pensamos en la robotización, pensamos en máquinas con forma humanoide de este tipo:

Pero no tiene por qué ser exactamente así en el futuro. Como te decíamos al principio del post, la robotización es un proceso que ya ha comenzado y ha cambiado muchas esferas de nuestra vida. Sin este proceso el mundo digital en el que vivimos no hubiera sido posible.

Entonces…

¿Qué es un robot?

Si pensamos en el origen etimológico de la palabra robot, viene del sustantivo checo robota, que significa ‘trabajos forzados, servidumbre’.

La definición de la RAE es “máquina o ingenio electrónico programable, capaz de manipular objetos y realizar operaciones antes reservadas solo a las personas”.

Los expertos en robótica consideran complicado ofrecer una definición de robot universalmente aceptada porque no está del todo claro cuáles son los aspectos que distinguen a un robot de otros automatismos y de otros elementos manipuladores, como máquinas herramientas y similares. 


Algunas características que sí diríamos que son propias de los robots son:

  • Multifuncionalidad: Posibilidad de realizar distintas tareas.
  • Programabilidad: Capacidad para modificar la tarea mediante el cambio de programa, que propicia su adaptación rápida y económica a diferentes aplicaciones.
  • Autonomía y autoplanificación: Un robot es capaz de hacer su tarea sin intervención del operador, tomando las decisiones oportunas a partir de la información que recaban sus sensores, gracias al programa almacenado en su memoria.

Nosotros definimos robot como software que puede precisar, o no, una estructura mecánica para operar (hardware).

Esta definición incluye a los robots que solo constan de parte virtual, como los chatbots de asistencia virtual o soporte de call center por ejemplo.

Ahora que ya tenemos más claro cuál es la definición de robot, vamos a centrarnos en la aplicación de robots en el sector que más nos interesa: el sector hortofrutícola. 

¿Qué aplicación tiene en el sector hortofrutícola?

El objetivo de aplicar la robótica en el sector hortofrutícola es la mejora de los cultivos, tanto en calidad como en eficiencia así como el proceso de selección y almacenamiento posterior.

Algunos ejemplos podrían ser:

  • Aplicar fitosanitarios a cada planta de forma individual según sus necesidades permite reducir costes y mejorar la calidad de los frutos. 
  • Automatizar el riego.
  • Decidir el momento óptimo de recolección de manera selectiva sería otra de las acciones que pueden reportar mayores beneficios que ya se pueden llevar a cabo con la robotización de los cultivos.

En nuestro artículo «Todo lo que debes saber sobre Inteligencia Artificial y su aplicación en la industria hortofrutícola» tienes muchos más ejemplos de aplicaciones reales que ya se están llevando a cabo tanto en el sector hortofrutícola como en otros sectores. 

¿Qué es la automatización?

Automatización es el acto de automatizar, es decir, realizar de manera automática determinadas acciones y que estas acciones se desarrollen por sí solas y sin la participación directa de una persona.

La automatización tiene como beneficios principales:

  • Ahorrar tiempo.
  • Mantener el estándar de desempeño de la tarea en el tiempo.
  • Minimizar costes.
  • Obtener mayor productividad.
  • Mejorar la seguridad laboral

La automatización es susceptible de ser empleada en cualquier sector en el que se lleven a cabo tareas repetitivas.

¿Qué diferencias hay entre la robotización y la automatización?

Se trata de conceptos cercanos , aunque la línea que separa ambos conceptos es muy fina, y en ocasiones difusa.

En general, vinculamos la Automatización a atributos como calidad, productividad, eficiencia y desempeño en ambientes no cambiantes, mientras que la Robótica va unida a viabilidad, autonomía de decisión y desempeño en entornos cambiantes.

Por lo tanto el autómata «no toma decisiones», mientras que el robot sí.

¿Qué entendemos por digitalización?

Digitalización es el proceso de almacenamiento de datos analógicos en unidades digitales.

La digitalización va muy unida a la automatización, pero esta última va un paso más allá porque elimina trabajo operativo, etapas innecesarias procesos manuales etc. De manera que podríamos decir que la digitalización sería un proceso previo a la automatización.

Con todos estos conceptos más claros, ahora vamos a ver a qué nos referimos cuando hablamos de agricultura inteligente

¿Qué es la agricultura inteligente?

Definimos  agricultura inteligente como aquella agricultura que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas con el objetivo de utilizar de forma impecable los recursos disponibles y tomar las mejores decisiones gracias a la información recogida.

La información es poder y la ciencia de datos resulta una potente herramienta en la transformación de la agricultura hacia una mayor productividad, sostenibilidad y eficiencia.

El sector agrícola se va a enfrentar en los próximos años a un reto sin precedentes, puesto que se estima que para el año 2050 la demanda de alimentos mundial aumentará un 70% para poder alimentar a 9.000 millones de personas.

Este reto, ya de por sí importante, irá unido a un deterioro de los océanos, del suelo cultivable y al cambio climático (con sus fenómenos meteorológicos más extremos).

Ante este panorama, la agricultura inteligente se presenta como la mejor opción para conseguir elevar los niveles de producción manteniendo la calidad de los cultivos.

Ventajas de la agricultura inteligente

Desarrollar la agricultura inteligente tiene muchos beneficios entre los que destacamos:

  • Aumento en la rentabilidad, gracias al ahorro de costes supone aplicar las técnicas de agricultura inteligente. Se reduce el uso de fertilizantes, agua y energía.
  • Mejora en la calidad de vida de los profesionales del campo, ya que facilita la gestión diaria de la superficie de cultivo y optimiza tareas agrícolas. Además, ya no es necesario estar físicamente a pie de campo para tener un conocimiento de su estado en tiempo real.
  • Mayor poder de atracción para que los jóvenes se dediquen al sector agrario.
    La agricultura inteligente va a cambiar la imagen que se tiene del sector, convirtiéndolo en un sector más interesante para las nuevas generaciones.
  • El factor medioambiental, se tiene muy en cuenta en la agricultura inteligente. Hoy se busca reducir el impacto medioambiental y conseguir la sostenibilidad al mismo nivel que la productividad o la eficiencia.
  •  Reducción del desperdicio alimentario del campo a la mesa

Por todos estos beneficios pensamos que la agricultura inteligente tiene aún mucho margen de desarrollo y que sin duda el futuro será digital o no será. 

En Ingivision estamos muy comprometidos con los valores intrínsecos de este tipo de agricultura y nuestros productos van encaminados, desde hace años, a contribuir en la optimización de los recursos, tareas y tiempos en los procesos de poscosecha y clasificación del producto hortofrutícola en planta.

Si te ha quedado alguna duda sobre los conceptos que tratamos en el post o quieres saber de qué forma podemos ayudarte puedes dejarnos un comentario o contactar con nosotros de la forma que prefieras.